El pasado día 25 de junio defendió su trabajo de tesis doctoral Luz María Agulló Chazarra, que realizó bajo la dirección de Enrique Barrajón Catalán y María Herranz López, profesores de la Universidad Miguel Hernández y miembros del grupo de Diseño y desarrollo de moléculas bioactivas del IDiBE.

Luz Agulló, nuestra ya nueva doctora a la que volvemos a darle la enhorabuena desde aquí, nos ha facilitado un resumen de su tesis doctoral, que se puede leer a continuación. También tenemos disponible el vídeo con la exposición de su trabajo, que realizó en el aula 0.4 del edificio Altabix del Campus de Elche.

La industria hortofrutícola genera una gran cantidad de residuos, lo cual tiene un alto impacto económico y ambiental. El uso de subproductos de esta industria como fuente de compuestos bioactivos permite reducir estos residuos y obtener compuestos con bioactividad. El objetivo de esta tesis es el estudio y cribado de diferentes extractos naturales para la obtención de principios activos con fines dermocosméticos, obtenidos a partir de rabo de cereza y piel y semilla de aguacate.

En el Capítulo 1 se estudió la bioactividad de 3 extractos de rabo de cereza, obtenidos mediante extracción por solvente a presión, extracción por fluidos supercríticos y extracción por agua subcrítica. Se seleccionó el extracto por fluido supercrítico scSFE y se observó in vitro que tenía alto contenido fenólico y capacidad antioxidante, determinada mediante diferentes mecanismos, frente a la peroxidación lipídica y los radicales libres hidroxilo y óxido nítrico. Además, el extracto scSFE fue capaz de inhibir enzimas que degradan algunos componentes de la matriz extracelular y la glicación de proteínas, lo cual se relaciona con un efecto de antienvejecimiento, e inhibió el estrés oxidativo y toxicidad causados por la radiación UVA y UVB, relacionado con un efecto fotoprotector, en un modelo celular de queratinocitos humanos.

Por otro lado, en el Capítulo 2 se estudió la bioactividad de 3 extractos de semilla y 3 de piel de aguacate, obtenidos mediante 3 temperaturas de secado, 45, 65 y 85 ºC. Tras sucesivos cribados se seleccionó el extracto de piel de aguacate obtenido a 85 ºC, P85. Este extracto mostró una alta capacidad antioxidante, incluso superior a la del extracto scSFE. Además, mostró una alta inducción de la melanogénesis en un modelo celular de melanoma murino. Por último, inhibió el estrés oxidativo inducido por la radiación UVA y UVB, al igual que el extracto de rabo de cereza.

Estas actividades que han presentado ambos extractos los postula como potenciales candidatos para ser utilizados en productos dermocosméticos, especialmente enfocados a la protección solar y productos antienvejecimiento. No obstante, son necesarios futuros estudios para determinar el mecanismo de acción mediante el cual ejercen su efecto.

 

Share This